REGLAS DEL TRATAMIENTO

 

Todo tratamiento psicológico posee un encuadre, en el que se establecen las reglas básicas que el paciente y el terapéuta deberán cumplir, con el objetivo de favorecer su desarrollo y evitar conflictos en la relación, aquí se enuncian algunas de ellas:

1) Sobre el horario:

a) Hasta que paciente o terapéuta decidan poner fin al tratamiento, ambos se comprometen a cumplir el horario semanal pactado, pudiendo avisarse con más de 24 horas de anticipación sobre una excepción que impida asistir al próximo turno, obteniéndose así la posibilidad de recuperar esa sesión en otro horario. Si dicha sesión no se recupera en la semana o su cancelación no se informó con esa anticipación, sea por la causa que fuera, el paciente deberá abonar esa sesión sin realizarla o en el caso del terapéuta deberá brindar una sesión gratuita. Las únicas excepciones a esto son los feriados oficiales o unas pocas semanas de vacaciones al año. Esta regla permite mantener la continuidad del tratamiento y los honorarios en valores accesibles, al contar el profesional con horarios fijos y un ingreso semanal estable. El pago de una sesión que no pudo realizarse debe ser entendido como parte de los costos del tratamiento.

b) La sesión deberá comenzar puntualmente en el horario establecido y tiene una duración de 50 minutos. Excepcionalmente se tolerará un retraso máximo de 10 minutos. Retrasos mayores implicarán que el paciente pierda esos minutos de sesión, o en el caso del terapeuta que éste no cobrará el doble de los minutos perdidos por su responsabilidad.

2) Sobre los dispositivos tecnológicos:

a) Si alguna de las partes sufriera una falla técnica que impidiese realizar la sesión o retrasara su inicio, será responsable por el costo de la misma según lo establecido en el punto 1.

b) La modalidad por videollamada requiere una infraestructura tecnológica adecuada para permitir el correcto desarrollo de la terapia. Los problemas técnicos podrán ser causa de no iniciación o suspensión del tratamiento. Se recomienda poseer una computadora de escritorio o notebook adquirida hace pocos años, que funcione bien y cumpla los requisitos técnicos mínimos del programa de videollamada a utilizar, así como una conexión a internet de banda ancha adecuada para videollamadas de alta calidad que no sea propensa a cortes. Debe poseerse una cámara web de alta definición, un buen micrófono y parlantes o auriculares. Deberá lograrse una comunicación sin cortes y con muy bajo retardo, que posea una imagen de alta calidad clara y fluida, y un sonido nítido y continuo. Estos dispositivos deberán estar funcionando adecuadamente antes de cada sesión. Se recomienda tener un dispositivo de respaldo, como un celular inteligente con internet móvil, que permita el desarrollo de la sesión en caso de fallar la computadora o la conexión de banda ancha.

3) Sobre el pago:

a) Los honorarios se abonarán por transferencia bancaria inmediata o depósito bancario inmediato a la cuenta indicada por el terapéuta, siendo responsable el paciente por cualquier dificultad que tenga su banco en el procesamiento de la misma. Se indicará un descuento de cierta cantidad de centavos al abonar, para poder identificar el origen de la transferencia. Cualquier retraso en el abono generará la suspensión inmediata del tratamiento.

b) El pago por la primera entrevista deberá realizarse inmediatamente después de su finalización. Mientras que el pago por cada sesión de tratamiento se realizará por anticipado, al concluir cada sesión se abonará inmediatamente la siguiente, en concepto de reserva del turno. Excepcionalmente se dará una tolerancia máxima de 48 hs. para realizar los pagos. Luego de realizada la transferencia o depósito el paciente enviará un email de aviso a gustavoalbertohaedo@yahoo.com.ar para que sea verificada la acreditación del pago como condición para continuar el tratamiento. Se establece este sistema como una forma de evitar dificultades en los pagos y en la continuidad del tratamiento.

4) Sobre la privacidad:

a) Ninguna de las partes podrá grabar o publicar la imagen o el sonido de las sesiones.

b) El paciente deberá contar con total privacidad en el lugar desde donde realice la sesión, debido a que en toda terapia se hablará eventualmente de cuestiones íntimas.

c) El terapeuta está obligado a guardar secreto profesional sobre toda la información personal de un paciente.